Inicio > Pellets y leña
Pellets y leña
Calentar con menos gasto y respetando la naturaleza

El pellet es un combustible sólido granular obtenido de los residuos del mecanizado de la madera. Práctico, ecológico y fácil de transportar, ofrece la mejor relación precio/rendimiento energético. Lo consumen principalmente las familias y empresas, porque no contiene aditivos químicos ni colorantes y es fácil de usar y de almacenar. Para elegir el mejor producto, aconsejamos leer atentamente las etiquetas. El pellet puede tener distintos tipos de certificaciones. Las más comunes son DinPlus, EnPlus, ÖNORM M7135, Pellet Din, Pellet Gold y Pellet Fuels Institute.

 

La leña es un combustible natural que el hombre utiliza desde la antigüedad, y se considera con pleno derecho una fuente de energía renovable porque las cenizas producidas por la combustión son 100 % biodegradables. Es una materia prima prácticamente inagotable y ventajosa desde el punto de vista económico, tiene larga conservación y no supone riesgos medioambientales durante la producción, el almacenaje y la distribución. La leña se puede dividir en dos categorías: blanda y dura. Leña blanda es la de abeto, álamo, pino, aliso, castaño o sauce. Arde rápidamente y produce un calor más intenso, por lo cual es óptima para encender el fuego. Leña dura es la de roble, olmo, encina, haya o fresno. Por ser densa y menos resinosa que la blanda, arde lentamente y produce un calor más duradero.

 

¿Qué estufa elegir?

Compartir esta página :